jueves, 17 de febrero de 2011

Aplican la física cuántica en la cura del cáncer


La psiconeuroinmunología está al alcance de todos. Los descubrimientos de Max Planck acerca del funcionamiento de la energía mínima, hoy son aplicados en la fundación Creando Esperanza para combatir enfermedades crónicas

Mariela Díaz Romero

Cuando el psico-oncólogo Ángel Eduardo García decidió establecer la fundación Creando Esperanza se propuso ayudar a las personas que padecían enfermedades crónicas, específicamente cáncer, a través de la divulgación e instauración del paradigma cuántico, basado en los principios de la física cuántica.

Sin embargo, él mismo cuenta que muchas de las personas que asisten a su taller van porque padecen de cáncer, pero otras están afectadas por distintas dolencias. Quizás van atraídas por mensajes como estos: "¿Si pudieras obtener el conocimiento de ese poder interno que transforma cualquier situación difícil en abono para el camino que te conduce a la meta y al logro de tus sueños, si descubrieras cómo hacer milagros en tu vida, qué milagros preferirías? ¿Qué te gustaría atraer?".

La palabra milagro despierta tanto inquietud como desconfianza, tanto el anhelo de su realización como la risotada del escéptico. Entonces, ¿por qué postular -como dijo Deepak Chopra- que el milagro de hoy será la ciencia del mañana? ¿Por qué, además, ofrecer una alternativa de curación a la gran pandemia del siglo XX y aún del XXI con un método que pocos conocen y aplican?

Trabajar en la propia curación
Ángel Eduardo García, médico con más de 20 años de experiencia en la aplicación clínica de técnicas no convencionales de la Terapia del Dolor, explica: "El paradigma cuántico se apoya en el proceso psiconeuroinmunológico del ser humano, el cual abarca todos los sistemas que preservan la vida, sistemas que son activados por actitudes, emociones, disposiciones mentales, por el entorno, y las afirmaciones".

El método de curación basado en los principios cuánticos está relacionado, según García, con un nuevo paradigma emergente que plantea cosas muy diferentes al paradigma clásico. "Lo que conocemos como la física newtoniana, los postulados de Descartes, el determinismo biológico, el positivismo renacentista. De acuerdo con estos principios los seres humanos perciben la realidad solamente a través de los cinco sentidos y mediante una serie de fenómenos únicamente tangibles", asevera García.

No obstante, "los descubrimientos de la física cuántica que tienen más de un siglo, especialmente de la neurociencia, establecen que el ser humano va más allá y que percibe sólo 10% de la realidad con los cinco sentidos. Cuando logramos entender el funcionamiento de la mente y de los procesos cuánticos, aparece una sonrisa que refleja la esperanza de poder dominar nuestros estados internos y tener cada vez más control sobre nuestra vida", afirma el experto.

De allí que García considere que el paradigma cuántico sí es capaz de afrontar las dolencias de enfermedades crónicas, ya que postula que cada ser humano tiene dentro de sí el poder para curar cualquier enfermedad, incluso una crónica como el cáncer. Pero es necesario tomar el control de la propia vida y de los procesos mentales que subyacen en el inconsciente.

García dice: "La física cuántica nos enseña que el mundo es una ilusión, que cada ser arma su mundo según su realidad interna y que cuando cambia la percepción, cambia la realidad. Es decir, que el observador crea y transforma lo observado".

Fue con Max Planck en 1900 cuando se inició la Física Cuántica, que planteó que la energía no avanza de manera continua, sino a través de saltos de paquetes discontinuos. "A estos paquetes de energía mínima se les llama cuanto o quantum y representan la cantidad más pequeña de algo que se puede percibir. Así en el universo de lo cuántico los cambios son discontinuos y no predecibles, un universo con un enorme potencial de posibilidades," asevera el especialista.

Conciencia de la célula
Estudios científicos, como el de la doctora Candace Pert, PhD en Farmacología de la Escuela de Medicina John Hopkins de la Universidad de Harvard -que descubrió el funcionamiento de los neurotransmisores, a los que llamó "mensajeros emocionales"- son el asiento de muchas de las afirmaciones de García.

"Hace poco más de 20 años, la neurociencia descubrió que las células tenían microcomponentes en los que reside su conciencia. Estas estructuras son las proteínas tubulares que componen un esqueleto celular ultramicroscópico que funciona en virtud de la información de la conciencia de quien lleva esa célula", afirma García.

Ese conocimiento está relacionado con la capacidad asombrosa del ser humano de convertir lo intangible en tangible, lo material en inmaterial. García asegura que un pensamiento tiene una reacción bioquímica en el cuerpo, de acuerdo con las investigaciones de Candance Pert. "Cada vez que una persona tiene una emoción aparecen en su hipotálamo cerebral y en todas sus células componentes que son la expresión bioquímica de esa emoción", refiere el psico-encólogo.

Muchas veces la aparición de una enfermedad es producto de un desequilibro de la relación del ser humano con su entorno íntimo y con el externo. Por esto la fuerza del método cuántico reside en la posibilidad de "apoderarse de este conocimiento y concientizar que podemos lograr que desaparezcan las enfermedades", asegura.

Los Datos
La PhD en Farmacología, Candance Pert, revela en su libro Everything You Need to Know to Feel Go(o)d, (Hay House, 2006), que el ser humano está biológicamente equipado para alcanzar la felicidad: "Todo lo que necesitas es conocer las ilimitadas capacidades de tu propio cuerpo para vivir y disfrutar conectado con lo divino".

Quienes asisten al taller Mente cuántica para el día a día, con Ángel Eduardo García, reciben además de las explicaciones y ejercicios correspondientes, material bibliográfico y auditivo que les ayuda a entender cómo funciona el paradigma cuántico.

Algunas de las premisas son conocer en qué consiste la Ley de la Atracción, desentrañar los sistemas de creencias, erradicar ideas insanas y limitantes; además de aprender cómo realizar cambios de valores, activar la imaginación creativa, superar adicciones emocionales, y claves para desarrollar las potencialidades de la mente cuántica.

Las Cifras
10% de los fenómenos de la realidad circundante son percibidos por los 5 sentidos
88% representa la actividad inconsciente del cerebro humano.

Contacto
Ángel Eduardo García. Médico psico-oncólogo
mentecuantica@gmail.com
0414) 141 7204

La imagen reproduce una obra de Salvador Dalí

(Este artículo fue publicado en El Nacional, Caracas, Venezuela, el 21 de mayo de 2009, en la Guía de Salud)